Fomentar la solidaridad en niños

por | 25 febrero, 2015

Incentivar la solidaridad en niños se consigue fácilmente en juegos en grupo. La cooperación favorece que el objetivo deje de ser la rivalidad y pase a ser ayudarse a ganar entre todos.

niños-juguetes-miniland

En los juegos de niños hay una presencia muy acusada de rivalidad, siempre hay ganador y un perdedor. Pero cuando hablamos de juegos en grupo lo que hacemos es reducir considerablemente la rivalidad así como favorecer justo lo contrario. En lugar de tener adversarios, todo el mundo gana ya demás se ayudan entre ellos. Además, siempre se puede crear una versión alternativa a los juegos que ya conocemos. Por ejemplo, en el caso del juego de las sillas que vamos eliminando personas y sillas podemos compartirlas.

Educar jugando

Lo de los juegos en grupo no es un invento de ahora ni mucho menos, se han utilizado para mejorar las relaciones entre generaciones así como para combatir la obesidad infantil. Pero si tienen algún valor esencial es ayudar a enseñar solidaridad y cooperación entre los más pequeños. Esto se debe a que este tipo de juegos consiste básicamente  en ganar o perder todos juntos combatiendo un agente externo que no es ningún opositor.

Individuales

Al igual que se puede transmitir este valor de forma más práctica en grupo, también se puede hacer de forma individual con juegos educativos. Por ejemplo, un sorobán puede ayudarlos a parte de en las matemáticas. Con ejercicios para practicar las mismas pero que consistan en “Si tú tienes tanto y quieres repartir entre tus amigos…”.

Un buen juego también elaborar un dibujo en grupo en alguna superficie grande o panel, ayudándose con sus ideas y creatividad para hacer un mismo objeto. De esta forma tendrán que turnarse con las pinturas y material y compartir sus ideas de forma que favorezcan un actitud más dialogativa y social.

Hacer una coreografía o baile también puede ser una buena opción. Desarrollan su parte creativa y se ayudan entre ellos. A parte potencia su iniciativa y pierden el miedo al público.

Los juegos de mesa como los puzzles también tienen un buen papel infundiendo valores de cooperación así como solidaridad. Ayudamos a los demás y sugerimos ideas y somos permisivos en las opciones que nos ofrecen los demás.

Por otra parte, los juegos de construcción en grupo también pueden tener muchos beneficios a la hora de infundir valores. Este tipo de juegos fomentan la creatividad y la colaboración. Verás cómo los niños se ayudan y consiguen construir algo de común acuerdo.