Ayuda solidaria de alimentos a través del e-commerce

por | 8 septiembre, 2016

A diario, vemos, escuchamos y leemos a través de los medios de comunicación, la situación de pobreza por la que atraviesan muchos sectores de población. Todos acabamos conociendo a alguien próximo que se ha quedado sin trabajo o que atraviesa una difícil situación económica. Ayudarles con alimentos es la mejor opción.

 

Cada vez hay más iniciativas solidarias encaminadas a ayudar al más débil y desprotegido, a aquellas familias que se han quedado sin nada y que tienen que alimentar a sus hijos. Gracias a las ONG’s, muchas personas pueden seguir teniendo el sustento y los alimentos necesarios para seguir adelante. Pero cualquier iniciativa privada siempre será bien recibida incluso la que se haga a título personal y desde el anonimato.

 

Comercio electrónico solidario

Hoy en día, hay muchas formas de poder ser solidarios con la gente más necesitada, con las personas que cada día luchan por salir adelante de una situación muy complicada. ¿Te has planteado, por ejemplo, comprar alimentos a través de un comercio electrónico que llevan los pedidos a domicilio?

 

Las nuevas tecnologías que se nos han puesto al alcance de millones de personas no sólo han permitido que estemos más interconectados sino que podamos estar a cualquier hora y en cualquier momento con aquella persona o familia que más nos necesita. Internet ha permitido la aparición de comercios electrónicos donde se pueden comprar un sinfín de productos, artículos y también alimentos realizando simplemente unos cuantos clics desde tu ordenador. ¿Por qué no lanzarse a una aventura solidaria? ¿Por qué no regalarle por sorpresa la compra de la semana a ese vecino que sabes que lo está pasando mal y que tiene muchas bocas que alimentar?

foto1

Los comercios electrónicos tienen la particularidad y virtud de que lo que compras hoy, lo tienes en tu propio domicilio en pocas horas. Algunos negocios online, te aseguran su entrega en menos de 24 horas desde que cursas el pedido a través del ordenador. ¿A qué esperar entonces? En Internet también encontrarás precios más económicos y además lo puedes hacer desde tu casa sin que nadie te vea. Las muestras solidarias no tienen porqué hacerse públicas. Las que salen desde el corazón son aquellas que brotan espontáneamente y de manera discreta tras ver una mirada que necesita ayuda.

 

Recurre a los comercios virtuales que están abiertos para ti las 24 horas del día. Haz feliz a quien lo más necesita comprándole lo que más puede querer: alimentos para atender sus necesidades más vitales.